Exitosa mujer ex hindú testifica cómo encontró paz en Jesús

La mujer en la siguiente historia creció en la India. Pese a ser rechazada por su padre, ella trabajó duro para recibir una educación y ser una exitosa trabajadora social. Cuando tenía problemas o necesidades buscaba auxilio de los dioses de su religión hindú. Hasta que un día, escuchó una nueva voz… que le decía que fuera a la iglesia.

¿Qué opinas de ésta noticia? Ve a www.Facebook.com/mundocristiano y comenta.

“Cuando nací un astrólogo le dijo a mi padre que no valía la pena criarme como su hija. Dijo que era mejor si acababa mi vida siendo bebé. Eso envenenó su mente y pensamientos hacia mí”, relata Radha White, una mujer ex hindú.

Radha fue criada en una familia hindú en la India. Ella tenía una relación tensa con su padre la cual empeoró con el tiempo. “Él me culpaba por cada fracaso empresarial o pérdida financiera. Se volvió alcohólico y nos abusó física y verbalmente. Todos sufrieron por esto”, recuerda.

Sin embargo, ella buscó alivio y aceptación en la fe de su familia y dice que “cuando iba a los templos hindúes y adoraba a los dioses tenía paz. Pero, cuando salía de ahí siempre quedaba un vacío, un vacío muy fuerte. Siempre había desesperanza”.

Fue entonces cuando Radha buscó un propósito en la educación y tuvo éxito en sus estudios. “Saqué mi maestría en trabajo social médico y psiquiátrico. Tras completarlo recibí un empleo como consejera en un hospital contra el cáncer”.

Ella dio cuidado y comodidad a muchos pacientes. Pero eso solo profundizó el vacío que sentía en su propia vida. “La gente sufría, jóvenes y viejos. Algunos me preguntaron qué pasaría con su alma cuando morían. Yo no tenía las respuestas. Me sentía desesperada. Así que llené mi vacío con más educación”.

Radha recibió una beca para estudiar en Estados Unidos. Pero, la vida parecía aún más difícil. “Me sentía sola. Nunca había estado en otro país y el choque cultural era grande. Extrañaba mi casa, mi familia. No podía concentrarme y mis notas empezaron a caer”.

Estaba a punto de perder la beca. Pero ella tenía un problema mayor. “Tenía solo 36 dólares en mi cuenta y mi tarjeta de seguro social no me autorizaba a trabajar”.

Radha no podía pagar su educación ni pagar un pasaje de avión para regresar a India. El temor a quedar en la calle se apoderó de ella. “Sentía que todo me temblaba. Tenía miedo del futuro y no sabía qué me pasaría en esta tierra extranjera. Fue una gran crisis en mi vida”, asegura.

Una respuesta inesperada

Radha buscó ayuda de la única fuente que conocía. “Clamé a los dioses hindúes y les pregunté: ‘¿Cuál de ustedes es el verdadero dios viviente? Para llorarle a solo uno de ustedes. Les clamo a todos sin saber quién me responde’. Escuché: ‘Estas son imágenes hechas por hombres. Yo soy un Dios santo. Ve a la iglesia y me encontrarás’. Dije: ‘De ninguna forma. Eso no puede ser cierto’. Rechacé la idea. Pero en mi desesperación el pensamiento era tan fuerte, necesitaba una respuesta”.

Luego un compañero la invitó a la iglesia. “Me senté en el último asiento, escuchándolos adorar. Había tal gozo en mi corazón que no puedo explicar, había paz en mi corazón. Empecé a conectarme con eso y llorar en la iglesia. Dije: ‘¿Qué estoy haciendo aquí?’ El pastor dijo que Dios quiere tener una relación conmigo, como de padre a hija. Todo lo que debía hacer era arrepentirme de mis pecados e invitar a Jesús como Señor y Salvador. Yo era orgullosa y dije: ‘Yo no soy pecadora. Soy una buena persona, soy buena trabajadora social, he ayudado a miles de personas en mi vida”.

Ella rechazó la invitación del pastor. En las siguientes semanas, ella luchó con esos pensamientos. Pero, una noche tuvo una visión.

“Cuando me acosté a dormir, vi como una película. Todas las cosas que no están bien ante los ojos de Dios. Cuando vi eso pensé que si eso estaba mal y era pecado ante los ojos de Dios, entonces debía pedir perdón. Me arrodillé y dije: ‘Dios, te pido perdón. No sé mucho de Jesús, pero lo invito a ser mi único Señor y Salvador. A partir de hoy, permitiré que dirijas mi vida’”, relada esta luchadora mujer.

El vacío y la soledad desaparecieron cuando ella invitó a Jesús a su vida y asegura que “ahora tengo este Dios, este Dios personal que camina conmigo, que me carga, me guía, me consuela y me ministra. Desde ese momento, el temor salió de mí y milagro tras milagro ocurrió en mi vida”.

Ella recibió una beca a otra universidad que extendió su visa. También se mudó a la casa de una mujer cristiana que fue su mentora en su relación con Dios. Radha ahora está casada con su propia familia. Ella tiene completa seguridad que ha encontrado el Dios verdadero qué buscaba.

“Jesús me dio seguridad, paz, gozo y esperanza. Cuando realmente aceptas el amor de Dios, no hay temor, no hay soledad ni soledad, no hay más soledad. Su amor te rodea y te bendice”.

¡CBN ESTÁ AQUÍ PARA USTED!

¿Busca respuestas en su vida? Está enfrentando una difícil situación?

Llame al Centro de Consejería del Club 700 al (506) 2257-2255.

Un amigo estará ahí para orar con usted cuando lo necesite.

Mundo Cristiano

Mundo Cristiano

Mundo Cristiano

Mundo Cristiano, noticiero que informa sobre los acontecimientos y desarrollos cristianos del mundo entero. Transmitido en la cadena Enlace los sábados a las 3:30 p.m. (hora de Centroamérica) y en otros 54 canales y cadenas en 14 países de la región. Sus reportes inspiran fe y motivación para afrontar las necesidades del mundo actual. Toca temas como: Transformación espiritual, ayuda humanitaria, persecución, avivamiento, misiones, cristianos destacados.