Médico estadounidense infectado con ébola está mejorando

El médico Kent Brantly, quien se contagió de ébola mientras servía con el ministerio cristiano Samaritan's Purse en un hospital en Libera, África Occidental, muestra mejoría, dijo el director de los Centros de Control y Prevención para Enfermedades, Thomas Frieden.

¿Qué opinas de ésta noticia? Ve a www.Facebook.com/mundocristiano y comenta.

“Es alentador que parece estar mejorando”, aseveró Frieden sobre el estado del doctor Kent Brantly en el programa Face the Nation de CBS. “Eso es muy importante, y estamos anhelando que continúe de esa manera”.

Samaritan's Purse por medio de un comunicado indicó que todo su equipo ministerial ora por la sanidad del médico.

“Estamos rogándole a Dios que nos brinde noticias de que la condición de Kent está mejorando”.

"Pero el ébola es una enfermedad que asusta por lo mortífera que es", añadió.

El ébola es considerada una de enfermedades más letales del mundo. El actual brote en Liberia, Guinea y Sierra Leona ha enfermado a 1.300 personas y matado a más de 700 este año.

"El hecho es que lo podemos detener, podemos. Podemos impedir que salga de los hospitales y lo podemos detener en África", añadió Frieden.

"De hecho hemos detenido todos los brotes anteriores, y confío en que lograremos detener éste", aseguró el experto.

"Pero va a ser difícil porque se expandió a varios países y existe un riesgo de propagación futura en África", advirtió.

La esposa de Brantly, Amber, pidió oraciones por su marido y por quienes luchan contra el virus en Liberia.

"Hablé con él, está contento de estar de regreso en Estados Unidos", dijo en un comunicado.

Este médico cristiano fue trasladado el sábado en ambulancia a una de las unidades hospitalarias de aislamiento más sofisticadas de Estados Unidos.

El reconocido evangelista Franklin Graham, celebra el traslado de Brantly al hospital.

"Damos gracias a Dios que el Dr. Kent Brantly ha regresado sin contratiempos a Estados Unidos y ahora podrá recibir la mejor atención del mundo. Estamos extremadamente agradecidos por la ayuda que hemos recibido del Departamento de Estado, el CDC, el Instituto Nacional de Salud, WHO y, por supuesto, al Hospital Emory. Les pido que por favor mantengan a Nancy Writebol (otra misionera que se contagió de ébola) en sus oraciones, la cual se unirá a Kent en el Hospital Emory para tratamiento en los próximos días", escribió Graham en su cuenta de Facebook.

Una ambulancia del hospital Grady con insignias rojas, escoltada por varias camionetas, condujo al paciente a la unidad especializada en el Hospital de la Universidad de Emory, a unos 24 kilómetros (15 millas) de la base aérea Dobbins, donde aterrizó momentos antes.

Otra ciudadana estadounidense que se contagió de ébola, Nancy Writebol, quien era voluntaria del mismo grupo en Liberia, se tiene previsto que arribe este martes para recibir tratamiento. Los dos viajan en aviones privados con una carpa especial, portátil, diseñada para pacientes con enfermedades altamente infecciosas.

La unidad especializada donde Brantly es atendido fue abierta hace 12 años para atender a empleados federales de salud que han quedado expuestos a algunos de los gérmenes más peligrosos del mundo.

Los estadounidenses infectados trabajaban en un hospital en Liberia, uno de los tres países del occidente africano que se ha visto más afectado por el mayor brote de ébola en la historia.

Es la primera vez que alguien infectado con ébola es llevado a Estados Unidos. Las autoridades confían en que pueden ser tratados sin poner a la gente en peligro.

La unidad hospitalaria Emory se ubica cerca de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Es una de cuatro unidades en su tipo en todo el país para hacer pruebas y atender a personas infectadas con gérmenes infecciosos.

Esta unidad tiene su propio equipo de laboratorio, por lo que las muestras no se envían al laboratorio principal del hospital. Está ubicada en la planta baja, cuidadosamente separada de otras áreas, dijo Eileen Farnon, doctora de la Universidad de Temple, quien antes trabajaba en los CDC y encabezó equipos que investigaron anteriores brotes de ébola en África.

Brantly y Writebol trabajaban para Samaritan's Purse en el hospital de Liberia que atiende a pacientes con ébola. La semana pasada, la organización informó que Brantly, de 33 años, fue diagnosticado con la enfermedad. Luego se dio a conocer que Writebol también la tenía.

El gobierno está trabajando para asegurar que las evacuaciones relacionadas con ébola "son llevadas a cabo de forma segura y protegiendo al paciente y al público estadunidense", dijo la portavoz del Departamento de Estado Marie Harf el viernes en un comunicado.

El virus se contagia por tener contacto directo con sangre, orina, saliva y otros fluidos corporales de los enfermos. No se transmite por vía aérea como la gripe. Hasta el momento no un tratamiento específico.

¡CBN ESTÁ AQUÍ PARA USTED!

¿Busca respuestas en su vida? Está enfrentando una difícil situación?

Llame al Centro de Consejería del Club 700 al (506) 2257-2255.

Un amigo estará ahí para orar con usted cuando lo necesite.

Mundo Cristiano/AP

Mundo Cristiano/AP

CBN News is a national/international, nonprofit news organization that provides programming by cable, satellite, and the Internet, 24-hours a day. Follow us on Facebook, Twitter, and Google+.