Obama: Seguirán ataques contra extremistas en Irak

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos acabó con el sitio que mantenían los extremistas islámicos en la montaña de Sinjar, pero los ataques aéreos continuarán en Irak, dijo el jueves el presidente Barack Obama.

En un mensaje desde la isla Martha's Vineyard, el mandatario indicó que las operaciones estadounidenses ayudaron a miles de civiles, a bajar y huir de la montaña y agregó que posiblemente ya no sean necesarios más envíos aéreos de agua y alimentos.

¿Qué opinas de ésta noticia? Ve a www.Facebook.com/mundocristiano y comenta.

El avance del Estado Islámico (EI) en Irak ha hecho que miles de personas huyan de sus hogares.

El Pentágono considera prácticamente innecesario seguir enviando agua y alimentos a los iraquíes en el monte Sinjar porque la mayoría de los varados allí se han ido y los que quedan no tienen tanta necesidad, dijo el jueves un vocero de la secretaría de defensa.

El contralmirante John Kirby, secretario de prensa del Pentágono, dijo que según las autoridades hay unas 4.000 personas en Sinjar, de los cuales entre 1.5000 y 2.000 son residentes del lugar y no piensan abandonarlo.

"Con base en nuestra evaluación de las condiciones en la montaña, nos parece muy poco probable que sea necesario seguir enviando agua y alimentos", dijo Kirby. El último envío fue lanzado en paracaídas el miércoles.

Un equipo evaluador estadounidense que estuvo el miércoles en la montaña dijo que la cantidad de gente era mucho menor y las circunstancias menos acuciantes de lo que se temía. Dos funcionarios dijeron que había unas 4.500 personas en la montaña, la mitad de los cuales eran pastores.

Eso reduce la probabilidad de que las fuerzas estadounidenses tengan que realizar un gran operativo de rescate, pero no altera el panorama en Irak, país en crisis con un gobierno acosado por los problemas y una agresiva insurgencia suní.

Cristianos en Irak: ‘Sólo queremos volver a casa’

Hay cientos de cristianos desplazados a Erbil, otra de las principales ciudades de la zona y que está entre los objetivos más inmediatos del Estado Islámico, aunque de momento no ha conseguido llegar hasta allí, tras la ofensiva de los grupos kurdos y la acción militar de los Estados Unidos.

En la Iglesia Mar Yusef se encuentran decenas de cristianos huidos de otras regiones. Quieren, ante todo, poder regresar a sus hogares. “Cuando me negué a convertirme al islam comenzaron a pegarme, me robaron todos los documentos y con un cuchillo me dejaron tuerto”, relata a EFE, Mujlis Yusef Yajub, de 35 años, residente en Qaraqosh y ahora desplazado en este templo en el barrio de Ankawa de la capital kurda.

Yajub rememora así lo sucedido el pasado martes, cuando los yihadistas del Estado Islámico ocuparon su ciudad, en el norte de Irak, y realizaron una redada en busca de cristianos, a los que obligaban a convertirse al islam o a huir de sus hogares.

Con el ojo visiblemente afectado, Yajub recuerda cómo un grupo de hombres armados le asaltó y secuestró unas horas, durante las que le apalearon en la antigua casa del gobernador de la ciudad, hasta que un mando superior del Estado Islámico ordenó que lo liberaran. Yajub se fue, pero dejó atrás a su mujer y a su hija, que se esconden en Qaraqosh, la que hasta la semana pasada era la mayor población cristiana de Irak.

Necesidad de alimentos

Como Yajub, en la iglesia de Mar Yusef (San José) hay cientos de cristianos árabes que se vieron obligados a abandonar sus casas para refugiarse en la capital del Kurdistán iraquí.

Familias reunidas bajo los pocos árboles que dan algo de sombra en medio del sofocante calor iraquí, niños con sonrisas impasibles ante lo que les está sucediendo o improvisados cocineros que preparan la comida son algunos de los elementos del paisaje de esta iglesia, hoy reconvertida en campo de refugiados. “En cuanto empezamos a escuchar disparos nos fuimos todos”, dice a Efe Nayi Yadar.

Este antiguo guardia de una iglesia de Qaraqosh relata cómo llevó el pasado martes en un motocarro a doce miembros de su familia, entre ellos su mujer y sus tres hijos, en dirección a Erbil para huir del EI. Algo parecido, pero en un coche alquilado y desde Mosul, la capital de la provincia septentrional iraquí de Nínive, hizo Saad Nayim, antiguo empleado del Ministerio de Recursos Hídricos. Nayim, de 44 años, huyó el pasado 8 de junio, cuando el EI llegó a su ciudad, hacia Bartila, de donde tuvo también que escapar días después ante el avance de los yihadistas en la región.

Hoy, en esta iglesia de Erbil, Nayim se queja de que no hay nada que hacer y de que solo pueden comer “arroz y cosas simples” que les trae la gente, pues ya no les queda nada de dinero. Duermen en tiendas que esparcen sobre el patio ajardinado de la iglesia.

“Nadie va a hacer nada por nosotros, no tengo ninguna esperanza de que el Gobierno iraquí se vaya a preocupar por los desplazados cristianos”, afirma Yajub, quien culpa al primer ministro en funciones hoy apartado del poder, Nuri al Maliki, del éxodo cristiano en el norte del país tras haber “abandonado” Mosul el pasado junio.

Desde que comenzara esta crisis provocada por el avance del EI, que ha proclamado un califato que se extiende a ambos lados de la frontera entre Irak y Siria, se estima que unos 120.000 cristianos se han visto obligados a huir de estos milicianos yihadistas.

Llamados a la oración y ayuno

Iglesias, denominaciones y organizaciones de todo el mundo están expresando su deseo de paz para Irak y la intención de orar por la situación de las minorías en este país.

La organización Puertas Abiertas ha hecho un llamado a la oración y el ayuno para el próximo viernes 15 de agosto. “Nuestros hermanos de Irak son víctimas de la violencia más horrible. No podemos callar ante semejante barbarie. Debemos levantar nuestras voces y nuestras oraciones al Señor para interceder por nuestros hermanos”, expresaba en una carta enviada este martes.

“Queremos proponeros que involucréis a vuestras iglesias en un día de oración y ayuno este viernes 15 de agosto. Sabemos que es algo precipitado pero la urgencia de la situación de nuestros hermanos así lo requiere. Sabemos que todas las iglesias tienen sus programas organizados, pero sería estupendo que hagáis pública la gravedad de la situación de la iglesia en Irak”, dicen desde Puertas Abiertas, que sigue de cerca la situación de los cristianos en la región.

Estados Unidos continúa al rescate

El gobierno del presidente Barack Obama ha lanzado alimentos sobre la montaña y estudiaba un rescate de civiles que se refugiaron ahí para escapar del grupo miliciano Estado Islámico. Pero no estaba claro cuántos serían los evacuados. Algunos sostenían que había decenas de miles de refugiados.

Tras recibir el informe del equipo que fue al monte Sinjar, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que "era mucho menos probable" que se necesitara una misión de rescate.

Tras declarar que el informe era una buena noticia, dijo que la operación estadounidense en Irak "no ha terminado, no está completa".

¡CBN ESTÁ AQUÍ PARA USTED!

¿Busca respuestas en su vida? Está enfrentando una difícil situación?

Llame al Centro de Consejería del Club 700 al (506) 2257-2255.

Un amigo estará ahí para orar con usted cuando lo necesite.

AP/Protestante Digital/ BBC/EFE

AP/Protestante Digital/ BBC/EFE

CBN News is a national/international, nonprofit news organization that provides programming by cable, satellite, and the Internet, 24-hours a day. Follow us on Facebook, Twitter, and Google+.