Corea del Norte amenaza al mundo y a los cristianos

SEUL (AP) — Luego de semanas de retórica bélica, el líder norcoreano Kim Jong Un convocó a los legisladores a una reunión anual tras la declaración del Partido Comunista norcoreano de que la construcción de ojivas nucleares y el fortalecimiento de la economía son las prioridades del país.

¿Qué opinas de ésta noticia? Ve a www.Facebook.com/mundocristiano y comenta.

La reunión de la Suprema Asamblea Popular se produce luego de amenazas casi diarias de Pyongyang, incluyendo la promesa de atacar con armas atómicas a Corea del Sur y Estados Unidos. Por su parte, la Casa Blanca envió cazas de combate sigilosos F-22 para que participen en los ejercicios militares anuales con Corea del Sur, y la presidenta surcoreana, que desea reanudar las conversaciones con Pyongyang, dijo a sus mandos militares que se olviden de las consideraciones políticas y respondan enérgicamente en caso de que Corea del Norte ataque.

Pese a la continuidad de las hostilidades en la península, se aprecia un cambio en la retórica de Corea del Norte hacia un mensaje de intentar resucitar su economía con el desarrollo nuclear.

"Había peligro de que esta situación degenerara en una actitud permanente de guerra", dijo John Delury, un analista de Corea del Norte de la Universidad Yonsei de Seúl. "En medio de esta tensión y actitud y retórica belicista, Kim Jong Un está diciendo 'miren, seguimos centrados en la economía, pero lo hacemos con nuestra disuasión nuclear intacta'''.

Pyongyang reaccionó airada ante las maniobras anuales de Estados Unidos y Corea del Sur y la nueva ronda de sanciones de la ONU tras la prueba nuclear subterránea del 12 de febrero, la tercera del país. Los analistas consideran improbable un ataque de Corea del Norte y sostienen que las amenazas están más relacionadas con esfuerzos por obtener una política más tolerante con Pyongyang del nuevo gobierno de Seúl, reanudar el diálogo con Washington y consolidar las credenciales militares del nuevo líder comunista en su país.

El domingo, Kim y los dirigentes del partido adoptaron una declaración que considera las armas nucleares "la vida de la nación" y un componente importante de su defensa, que no debe ser canjeado ni siquiera por "miles de millones de dólares".

Régimen de persecución

En Corea del Norte el régimen dictatorial sigue siendo el número 1 mundial en persecución religiosa, y es el único país del mundo en el que hay “persecución absoluta” a los cristianos, según el informe que hizo público este año Puertas Abiertas. Pero esta persecución no es sólo religiosa, sino que afecta a todos quienes no son adeptos al régimen, hasta extremos insospechados como han difundido recientemente activistas sociales.

“Responsabilidad colectiva” es el término que usan y denuncian los refugiados norcoreanos. Explica la política del régimen de Pyongyang de extender el delito de subversión a toda la familia del acusado e incluso a sus vecinos. El razonamiento es simple: el opositor ha contaminado ideológicamente a su entorno, cuyos miembros deben responder por no haber prevenido las grietas en el sistema de pensamiento único. Hasta tres generaciones de una misma familia -abuelos, padres e hijos-, cuando no los residentes de un bloque entero, son enviados juntos a prisión, publica el diario Protestante Digital.

Por todo ello, en una decisión que no tiene precedentes, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) ha aprobado hace unos días una resolución histórica que establece una Comisión de Investigación que examinará “las violaciones sistemáticas, generalizadas y graves de los derechos humanos” en Corea del Norte.

Varias agencias de Derechos Humanos y organizaciones cristianas, entre ellas la Christian Solidarity Worldwide, han llevado adelante una campaña durante dos años para convencer a la ONU de la necesidad de centrar la atención internacional en los crímenes perpetrados contra el pueblo de Corea del Norte por uno de los regímenes más brutales del mundo.

Los exiliados norcoreanos llevan años describiendo la aplicación de la Responsabilidad colectiva, ejecuciones en grupo, abortos forzados de fetos que también se consideraban genéticamente contaminados, ensayos de armas químicas en presos o la existencia de campos de concentración con decenas de miles de presos políticos y religiosos. La reacción inicial al escucharlos suele ser la misma con la que se recibieron las primeras noticias sobre Auschwitz. "Debe haber un error. Exageran. Nadie sería capaz..."

No hay, sin embargo, contradicciones ni fisuras en los relatos. Sorprende en cambio la similitud y concreción de los detalles, a pesar de ser ofrecidos por personas que no se conocían entre ellas, procedían de partes diferentes de Corea del Norte y habían estado en diferentes prisiones. Entonces empiezas a pensar que es posible: que en pleno siglo XXI, el de la información y la tecnología, Pyongyang esté llevando a cabo una masiva limpieza ideológica y logrando, además, que pase desapercibida para el resto del mundo.

Hace unas semanas se han hecho públicas fotografías por satélite que confirman y ofrecen nuevos detalles sobre los campamentos de concentración norcoreanos, conocidos como "Zonas de Control Total". La claridad de las imágenes ha permitido, junto a la información de funcionarios que trabajaron en ellos, identificar el lugar exacto donde se encuentran los centros, incluido uno situado en la norteña región de Hoeryong. Es el C-22, denunciado desde hace décadas y donde las organizaciones de Derechos Humanos calculan que podría haber encerradas hasta 50.000 personas.

Kwon Hyok trabajó como administrador en el C-22 antes de abandonar su puesto y cruzar la frontera, pidiendo asilo en Corea del Sur. Su voz es especialmente valiosa porque no viene del legítimo resentimiento de la víctima, sino del arrepentimiento del verdugo. Kwon asegura haber participado en pruebas que incluían el gaseado de presos para comprobar los efectos de las armas químicas del régimen. "No sentía nada", ha confesado al describir la pasividad con la que vivió las ejecuciones. "Me habían convencido de que eran los enemigos del Estado y debía aplastarlos".

La indiferencia con la que el mundo suele recibir declaraciones como las de Kwon, pruebas materiales como las últimas imágenes de Google Earth o los testimonios de los supervivientes demuestran la facilidad con la que se olvidan las lecciones del pasado, en el caso de que hubieran sido aprendidas. Toda esa evidencia indica que los norcoreanos están padeciendo purgas similares a las que vivió la Unión Soviética de Stalin o la China maoísta de la Revolución Cultural (1966-1976). Y todo, sin que ocupe apenas la atención en foros internacionales o medios de comunicación.

El silencio se explica en parte por el aislamiento del último Estado estalinista del mundo y las dificultades de acceso de la prensa. Pero hay otras razones: Corea del Norte mantiene intimidada a la comunidad internacional con sus armas nucleares, la creciente capacidad de sus misiles de largo alcance y un calculado comportamiento errático con el que envía el mensaje de que sus acciones son impredecibles. Es el matón del patio del colegio, al que todos rehúyen. La política de apaciguamiento de surcoreanos, japoneses, europeos y estadounidenses ha sido interpretada por Pyongyang como una señal de que nada de lo que haga tendrá consecuencias, empezando por el maltrato de su pueblo.

¡CBN ESTÁ AQUÍ PARA USTED!

¿Busca respuestas en su vida? Está enfrentando una difícil situación?

Llame al Centro de Consejería del Club 700 al (506) 2257-2255.

Un amigo estará ahí para orar con usted cuando lo necesite.

Protestante Digital / AP

Protestante Digital / AP

CBN News is a national/international, nonprofit news organization that provides programming by cable, satellite, and the Internet, 24-hours a day. Follow us on Facebook, Twitter, and Google+.