Un camino de tristeza da esperanza a miles de huérfanos

El cantante y compositor Steven Curtis Chapman, ganador de cinco premios Grammy, ha pasado por un camino de tristeza y de esperanza. El sería el primero en decir que la suya es una historia sobre la gracia y fidelidad de Dios, que resultó en una nueva obra del otro lado del mundo.

Todo empezó cuando su hija Emily tenía 12 años y regresó de un viaje misionero a Haití.

“Ella regresó a casa y empezó a decirnos, ‘saben, tenemos lugar en la mesa, en la casa, y saben, otro niño podría vivir en aquel dormitorio, deberíamos adoptar a un niño de algun lugar, uno que no tenga familia”, comenta Curtis.

Mary Beth, la esposa de Steve, dijo que no. Emily empezó a orar y con el tiempo Dios cambió los corazones de sus padres. Se sintieron atraídos a China, con sus mil millones de habitantes y sus huérfanos.

“Está muy claro en las Escrituras, Dios dice que la adoracion que el realmente desea de su gente es cuidar de los huerfanos, los abatidos, los pobres, los hambrientos”, dice Curtis Chapman.

Los Chapman adoptaron a una niña y la llamaron Shoanna, y en China conocieron a Robin y Joyce Hill, quienes cuidaban a huérfanos discapacitados. Los Chapman les ayudaron a levantar fondos para tener instalaciones más grandes. Llamaron el edificio hogar Shoanna de Sanidad y Esperanza, en honor a su hija Shoanna.

Steven y Mary Beth adoptaron a dos niñas chinas más, Stivy Joy y María, una niña discapacitada y con problemas del corazón.

“Ella tenía una risa maravillosa. Cuando María sonreía, sus ojos desaparecían.Tenía ojos bellos, almendrados, pero sus ojos eran tan pequeños que cuando sonreía, desaparecían totalmente”, describe el cantante.

Esperanza entre el dolor

Trágicamente, solo dos semanas después de cumplir cinco años, maría murió al ser atropellada por un carro frente a su casa.

En medio del dolor Chapman dijo que nunca más volvería a cantar. Pero después de mucha oración, Dios transformó su corazón. Volvió a la música cristiana cuatro meses después, cantando “Cenicienta”, una canción inspirada por María y sus demás hijas.

“En nuestro duelo pensabamos en lo que que podríamos hacer para honrar la vida de nuestra hija, una niña llena de esperanza, quien ahora experimenta la esperanza que tenemos en la presencia del Salvador y decidimos llamar el lugar aquí en Luoyang “La Gran Casa de Esperanza de María”. Una casa llena de la esperanza y sanidad que viene cuando la gente ama a estos pequeñitos en nombre de Jesús”, dice Chapman.

¿Por qué cambiaron el nombre del edificio a “Gran Casa de Esperanza”? Steven dice que dos meses antes de la muerte de María, ella preguntó a su mamá sobre una canción llamada “Casa Grande” de un grupo cristiano.

“María estaba aprendiendo esa canción y preguntó si Dios tenía una casa grande con muchos cuartos y mi esposa dijo que si era cierto y Maria dijo que quería ir a vivir en la casa grande de Dios. Y así fue, unos dos meses después de tener esa conversación, cuando oró pidiendo a Dios que le permitiera ir a vivir en su casa ella se fue a la casa grande de Dios, a un lugar donde ella realmente queria estar y hasta que lleguemos allá, vamos a llamar este lugar “La Gran Casa de Esperanza de María”.

Sus amigos pensaron que la mejor forma de honrar la vida de María sería ayudar a completar el orfanato en China y el amor y apoyo llegó de todas partes del mundo.

“Creo que el gozo más grande es recibir una criatura que la gente dice que no va a sobrevivir y nosotros rescatamos esa vida, y el niño es adoptado y llega a formar parte de una nueva familia, y eso es el cuadro completo que nosotros queríamos para ese niño”, comenta la doctora Joyce Hill, Directora de la Fundación Nueva Esperanza.

.

"Dios es bueno y hay cosas que pasan en nuestras vidas como cuando perdimos nuestra hijita, era muy difícil imaginar como eso podría ser bueno, pero ahora creo que podemos decir que esto es una de esas cosas hermosas que surgen de las cenizas, del dolor, de la tristeza. Yo quisiera animar a la gente a los cristianos, los creyentes del mundo diciendoles que no pierdan lo que Dios esta haciendo aquí en China. Yo veo que Dios esta haciendo algo nuevo aquí”, finaliza Chapman.

¡CBN ESTÁ AQUÍ PARA USTED!

¿Busca respuestas en su vida? Está enfrentando una difícil situación?

Llame al Centro de Consejería del Club 700 al (506) 2257-2255.

Un amigo estará ahí para orar con usted cuando lo necesite.

Gary Lane

Gary Lane

Corresponsal en Jefe CBN News

CBN News is a national/international, nonprofit news organization that provides programming by cable, satellite, and the Internet, 24-hours a day. Follow us on Facebook, Twitter, and Google+.