The Christian Broadcasting Network

Browse Videos

Share Email

Club 700 Hoy: Mayo 14, 2017 #614

Rafael Saracual, vocalista y fundador de la Banda Destino, nos habla de su testimonio y nos presenta su producción musical "Amarte más". Read Transcript


[intro musical]

AMARILIS RIVERA: Bienvenidos a esta nueva edición

del Club 700 Hoy!

Y hoy nuestra casa se llena de música

porque tenemos aquí en los estudios

a la banda "Destino''!

HÉCTOR HERMOSILLO: Mejor dicho súper banda,

"Destino'' local, altamente recomendables.

[risas]

Y bueno están aquí en casita...

con todos sus músicos, instrumentos,

cables, equipos, de todo, han invadido musicalmente,

obviamente si están los músicos

tienen que estar los instrumentos.

Imagínate serían hombres al agua, no

[risas]

El músico sin su instrumento

no puede desarrollar su arte.

Aunque le fue dado un talento

y cuando pensamos en talentos,

y en talento musical en este caso, yo,

a mi me gusta pensar que es un don,

un regalo que hemos recibido de parte de Dios

nuestro creador que tenemos que cuidar,

cultivar, porque algún día Dios nos va

a pedir cuentas.

Ahora para los músicos,

pues la música es el talento pero para otros

pudieran ser cosas como,

que tal la gente que siembra.

Um-hum.

Las semillas, ¿no? Para algunas personas

puede ser solo la semilla de frijol

o una semilla de maíz pero para José y su familia

se trata de su sustento y conseguirla requiere

de un enorme esfuerzo.

Un día la lluvia, de la cual dependen sus cultivos,

llegó con más fuerza de la que esperaban

y su forma de ganarse la vida

simplemente desapareció.

LOC: Al pequeño José García, en El Salvador,

le encanta reunir a su familia para cantar juntos.

Sin embargo algunas veces

estas canciones son un poco tristes

porque la comida ha sido escasa.

Todos los días,

José sale con su papá y su hermano

a sembrar el maíz y los frijoles

que serán el sustento para su familia.

Y también le ayudan a su padre

en el trabajo de la tierra para así poder

llevar a la casa de 3 a 5 dólares por semana.

Aunque el oficio es cansado,

luego estos niños deben asistir a la escuela.

JOSE GARCIA: A mí me gusta ayudar a mi papá

para que él no se canse tanto

y para que nos saque más adelante él también.

LOC: Por otro lado,

su mamá sale a vender verduras y sus hermanas

ayudan en las labores de la casa.

Todo ese esfuerzo se traduce en comida

para las once personas que habitan en casa.

Algunas veces es suficiente para todos, otras no.

Pero lo más difícil en este año,

fue perder su cosecha por las fuertes lluvias.

ALBERTINA DE GARCIA: Todo se nos cayó,

y estaba ya que iba, estaba en Zacate pues,

no, no había producido todavía.

Todo se nos cayó, no logramos ese año.

LOC: Para José y su familia

volver a conseguir la semilla no es tan fácil.

Por eso, cuando no se podía comprar la semilla,

no se podía comer.

ALBERTINA: Ya no se pudo sembrar,

no pudimos comprar abono, no pudimos comprar semilla,

este, ya en ese tiempo ya no se pudo lograr

tener las cositas pues solo de agarrar

porque teniendo maíz y frijoles, solo uno dice:

"Voy a escoger frijoles y voy a cocer

y voy a cocer maíz.

Y ya los niños se los manda al molino,

se les echa la tortilla y ¡suficiente!''

Pero cuando uno no lo tiene, ya es difícil,

tiene que salirlo a buscar si tiene el dinero

y si no, pues le toca no comer.

LOC: Operación Bendición organizó

una campaña médica en el pueblo de José y su familia

y por medio de una vecina

el equipo de Operación Bendición supo

de su necesidad.

Sin ellos saberlo,

una semana después llegó la ayuda:

¡¡¡Semillas de maíz, de frijol, abono y fertilizantes

para empezar una nueva siembra!!!

ALBERTINA: Era muy importante

porque lo necesitábamos y no teníamos dinero

para comprarlo.

LOC: Las semillas fueron sembradas en buena tierra

y no han dejado de dar frutos.

Gracias a los socios del Club 700 y Operación Bendición

hoy el canto del pequeño José y toda su familia

tiene una melodía muy alegre.

ALBERTINA: Estoy muy agradecida con Operación Bendición

de que me brindó esta ayuda y que aquí

lo necesitábamos porque no teníamos dinero

para comprarlo.

JOSE: Gracias a los de Operación Bendición

porque nos han dado la semilla

y nosotros la cosechamos,

como, como nos dan la semilla.

Muchas gracias Operación Bendición.

AMARILIS: Para el músico su instrumento

y para la gente que trabaja en nuestros campos.

La semilla, qué valiosa.

Totalmente.

La alegría de este niño al cantar es posible

gracias a ti que apoyas cada mes

a nuestro Club 700 y al brazo humanitario

Operación Bendición.

HÉCTOR: ¿Qué sería en este momento de José

y de su familia? vivirían en esta miseria,

en esta angustia.

Pero más angustia y más miseria

es la de que vivimos aquellos,

que teniendo los recursos no los compartimos.

Porque Dios te los confía

y nos dice que en todo debemos acordarnos

de aquellos que padecen necesidad

y experimentar la felicidad del que da

y no tanto del que recibe.

Así es que aprovecha esta oportunidad que Dios te da,

únete a la familia del Club 700 Hoy,

Operación Bendición y sé parte de la diferencia

y del cambio no solamente filosófico,

cultural, sino en nuestras mismas comunidades.

Juntos rompamos esta maldición de la pobreza.

AMARILIS: Y si se puede hacer.

Ahora vamos a una pausita

pero cuando regresemos un joven venezolano

tiene una difícil tarea por delante.

Crecí tratando de probarle a mi papá

que no era estúpido como él me llamaba...

AMARILIS: Veremos cómo superó esa y muchas otras

dificultades para alcanzar sus sueños.

[música]

LOCUTOR: La vida es más sencilla

si recordamos mirar al cielo.

Llama ya al Club 700 Hoy.

Todo es mejor

cuando elevas tu mirada hacia Jesús.

LUCIA PARKER: ♪ Ser la sal

y la luz de la tierra...♪

Hola, soy Lucia Parker

y estás viendo el Club 700 Hoy.

♪Que los redimidos digan ¡Aquí estoy!♪

♪Que los redimidos digan aquí estoy♪

♪Dilo, dilo, dilo-o-o-♪

♪Los redimidos digan ¡Aquí estoy!♪

♪los redimidos digan ¡Aquí estoy!♪

♪los redimidos digan ¡Aquí estoy!♪

♪Dilo, dilo ¡REDIMIDO!♪

[intro musical]

HÉCTOR: Seguimos con más aquí

en el Club 700 Hoy.

Queremos recordarte que si estás pasando

por una dificultad, y quieres que oremos por ti,

por favor llama al número que aparece en tu pantalla.

También nos puedes escribir un correo electrónico

por medio de nuestra página Web.

No fueron las lluvias

las que amenazaron los sueños de Rafael Saracual,

fueron los golpes de un padre abusivo

y las mentiras de un falso amigo.

En su peor momento aprendió

que había alguien que no se había olvidado de él.

LOC: Para Rafael Saracual de Venezuela,

la imagen de un padre inspiraba terror.

Todos los días le abusaba verbal y físicamente.

RAFAEL SARACUAL: Crecí tratando

de probarle a mi papá que, que yo era diferente,

que yo podía hacer algo bueno

y que no era estúpido como él me llamaba.

LOC: Rafael odiaba a su padre,

y la violencia en casa continuó hasta que un día

su mamá por fin denunció a su esposo

y la policía le llevó preso.

RAFAEL: En ese momento yo me encontré

por primera vez sin ningún tipo de autoridad en mi vida.

Me encontré por primera vez como que

yo podía hacer lo que yo quisiera.

Y nadie me iba a decir nada.

LOC: Con esa nueva libertad,

Rafael empezó a buscar el amor

que le faltaba en el alcohol y las mujeres.

RAFAEL: Dentro de mí lo que había

era un grito por aceptación, que había quedado

prácticamente sin respuesta desde pequeño,

lo esperaba de mi padre.

LOC: Pero no pudo hallar esa aceptación

hasta que un amigo le llevó a su iglesia.

RAFAEL: Comencé a conocer al Señor ese día,

Dios entró a mi vida.

Y entendí por primera vez que estaba en un lugar,

donde en realidad yo pertenecía.

No era la iglesia física, pero era la presencia de Dios.

LOC: Y al encontrarse con Dios,

también recibió algo más.

De repente en ese momento

Dios me impartió un don sobrenatural que era cantar,

que era la música.

Y me dijo que yo iba a ser un cantante

y que, que Él iba a tocar el mundo

a través de mi.

LOC: Este don musical

le llevó a muchos países diferentes.

En un viaje a los Estados Unidos,

conoció a un hombre que le mostró cariño.

Y empezó a interesarse en mí

con una relación como de padre a hijo,

me llamaba "hijo'' y yo le llamaba "papá''.

Y empezó a ayudarme económicamente,

y empezó a prometerme de que algún día

me iba a traer a América.

LOC: Pero cuando llegó a Estados Unidos,

Rafael se dio cuenta que el hombre

que le había tratado como un padre,

le había engañado.

RAFAEL: Y me metió a su casa,

cuando llegué a su casa me encerró,

y quería abusar de mi.

Quería tocarme, quería besarme,

quería estar conmigo y tener relaciones conmigo.

Yo no entendía lo que estaba sucediendo

y oraba mucho, y tuve que pelear físicamente

para defenderme para que ese hombre

no me hiciera nada.

Me amenazaba con inmigración,

decía que iba a traer a inmigración para deportarme.

Que iban a traer a la policía para meterme preso.

LOC: La prisión de Rafael era la casa de su opresor.

Por más de una semana resistió

los avances del hombre,

hasta que por fin pudo hablar a solas

con su esposa.

RAFAEL: En ese momento que yo le cuento a ella,

llamó un amigo y dijo:

"Dios mio, no puede ser que él

está haciendo esto''

Y me sacaron como un rescate.

En ese momento, yo sentí libertad.

Sentí que una vez más Dios

me había librado de las manos del maligno.

Pero esta vez yo me había quedado sin sueños.

Todas las promesas, y todas las cosas

por las que vine, estaban, estaban ahora rotas.

Y ahora lo que me quedaba era esperar

que llegara el día de regreso a Venezuela,

sin nada.

LOC: Tres días antes

de que Rafael regresara a Venezuela,

un hombre llegó a la puerta buscándolo.

RAFAEL: Y él dice:

"Me dijeron que quieres ir a la escuela''

y yo le digo: "Si, yo quiero ir a la universidad''.

Y me dice: "Bueno yo vine

para llevarte a la universidad''.

Yo no entendía lo que estaba sucediendo.

Me llevó a la oficina del presidente de la universidad...

Le dice al presidente:

"¿Qué tengo qué hacer

para que este muchacho empiece a estudiar

la universidad este mismo año,

en este mismo semestre?''

LOC: Ese mismo día,

el hombre le entregó un cheque por $12,500 dólares.

Exactamente lo que Rafael necesitaba

para matricularse en la universidad.

RAFAEL: Fue el día para mí,

donde el cielo bajó a la tierra.

Y yo pude ver de que Dios,

una vez más en mi vida, hacia otro milagro,

de los grandes que había hecho en el pasado.

Y pude entender de que Él si me había escuchado.

Y de que si tenia un plan en mi vida.

Y de que no se había olvidado de mí.

LOC: Después de terminar sus estudios,

Rafael se casó y empezó su ministerio musical,

"Destino Ministries'' donde comparte

a través de la música, la predicación y la ministración

lo que Dios ha hecho en su vida.

RAFAEL: Lo mismo que el enemigo usó para destruirme,

ahora es lo mismo que el Señor está usando

para ir al mundo y rescatar almas

que han pasado por lo mismo que yo pasé,

y traerlas a su presencia.

Dios es un Dios fiel.

Y hasta ahora Él no me ha faltado,

y me ha demostrado, que no me va a faltar tampoco.

HÉCTOR: Tremenda historia

y tremendo nuestro invitado.

Nos llenamos de alegría Rafael

de tenerte acá con nosotros.

Una bendición conocerte y tenerte acá en el programa,

Muchas gracias Héctor.

Oye, eres, eres literalmente un tiesto

arrebatado del infierno.

RAFAEL: Sí, sí.

HÉCTOR: Del incendio, del fuego.

Sí.

HÉCTOR: Eres un trofeo de la gracia de Dios.

Sí.

Yo creo que hay muchas personas

allí en tu historia, eh, que protagonizan la historia

pero yo veo a un libertador que una y otra vez

nunca se olvida ni se iba.

Oye, en toda esta historia,

¿Qué papel juegan los sueños

que un día tuviste de pequeño?

Yo desde pequeño fui una persona

que quise probar de que yo podía hacer algo,

algo bueno en la vida, ¿no?.

La imagen de mi papá, su opresión sobre mí,

me limitaba mucho y eso me llevó a mi

a superarme en muchas cosas, ¿no?

Me convertí en deportista, me convertí en atleta,

empecé a estudiar, empecé a hacer muchas cosas, ¿no?

Y para, para probar que podía hacer algo bueno, ¿no?

Y en ese transcurso comencé a soñar

y me convertí en un soñador, comencé a creerle a Dios

por cosas que normalmente,

si tu las cuentas así con otras personas,

ellos se ríen de ti o no te creen

porque tu no calificas para ese tipo de sueños.

HÉCTOR: Pero aquí no te puedes preocupar por eso

porque nadie nos está oyendo, nada más

toda la familia del Club 700 Hoy...

[risas]

... tú y yo.

Oye, este, y platicanos uno de esos sueños

una vez que le rindes tu vida a Jesucristo

y quita esa amargura, ese dolor, te da su paternidad,

te da un sentido de pertenencia,

un sentido de rumbo y propósito en la vida,

¿Cuáles son esos sueños desde joven,

adolescente joven?

Bueno entendí de que yo tenía una,

una habilidad de comunicar a otras personas,

un pensamiento o una razón, y luego la música

se adhirió a ello.

Cuando vi que a través de la música

yo podía comunicarme con, con las personas

y poder contarles una historia, la historia de mi vida

o la historia de lo que Dios hizo en mi,

encontré como que era el sueño y el propósito

por el cual Dios me había traído

a este mundo.

Y como tú dices,

llega un momento en que tu lo ves, tu lo observas,

lo crees, lo has recibido, es un regalo de Dios

pero nadie mas lo ve.

Sí.

HÉCTOR: Nadie más te cree.

¿Cómo, cómo luchar con esa incredulidad

de la gente que está a tu derredor?,

¿Cómo seguir adelante ese sueño

que Dios ha puesto en tu vida?

Fijate que de solamente pensar en ello,

puedo, puedo ir atrás en mi mente, ¿no?

y ver los momentos difíciles por los que pasé,

momentos donde no, no veía una salida

y no veía que esos sueños de que Dios

había puesto en mi corazón se iban a cumplir

algún día.

Puedo recordar los momentos en frustración

cuando todo me salía mal y todo

se volteaba a otro lado, se iba a un camino distinto,

pero en cada etapa de mi vida donde me vi frustrado,

yo pude experimentar a Dios de una manera distinta

en cada etapa.

Lo experimenté como mi proveedor...

HÉCTOR: Ajá.

En momentos de necesidad,

lo experimenté como, como mi, mi restaurador,

en momentos donde todo estaba roto en mi vida,

lo experimenté como libertador cuando estuve en prisión,

cuando estuve en prisión en esa, en ese momento,

con esa persona que me trajo a Estados Unidos,

pude, pude experimentar a Dios

en muchas áreas de mi vida.

Y una de las áreas que más me conmovió

y me enseñó Dios a confiarle es en el área paternal.

Um-hum.

RAFAEL: Lo pude conocer como el padre

que nunca tuve.

Es muy conmovedora tu historia Rafael.

¿Estás viviendo tú sueño en este momento?

Héctor puedo decirte que estoy viviendo

mi sueño.

HÉCTOR: ¿Es mayor de lo que te imaginaste?

Es mayor de lo que yo siempre soñé,

de lo que imaginé.

Eh, para mi ha sido una,

una distancia corta de pensar, ¿no?

a los sueños que tenia comparado a lo que Dios

está haciendo en mi vida hoy.

Dios de verdad como decimos en Venezuela

"Botó el home ron''

Claro.

Está haciendo cosas impresionantes en mi vida,

no solamente para bendecirme,

porque no se trata de mi Héctor,

pero se trata de ellos.

HÉCTOR: Claro.

Se trata del televidente,

se trata de esa persona que está allí en su casa

viendo este programa que, que necesita escuchar

de que hay una persona que no se ha olvidado de él.

O de ella, y que está ahí.

HÉCTOR: Rafael, en todo esto podemos ver

que tu efectivamente tenias un destino

y tu que estás viendo este programa,

tu también tienes un destino porque el soñador

más grande no eres tu ni es Rafael,

es Dios.

RAFAEL: Sí.

Que apostó la vida

de su propio Hijo Jesucristo para darte un destino.

RAFAEL: Sí.

Para, para que tú, Su sueño,

te convirtieras en una realidad.

Un hombre en la Biblia llamado Jacob

huyendo de malas decisiones,

en medio de muchas encrucijadas, un día durmió

y soñó una escalera que,

que estaba sostenida en la tierra, que representa

lo temporal, que, que representa lo imposible,

quiero decir nuestras fuerzas, pero del otro lado

estaba el cielo, que representa lo eterno

y eso si, el área de lo imposible.

Y Jesucristo es esa escalera.

Jesús dijo: "Desde ahora''

le dijo a sus discípulos "verán al Hijo del Hombre''

RAFAEL: Sí.

Y ángeles descendiendo sobre esa escalera,

subiendo y descendiendo.

Es Jesucristo, la escalera que ha enviado Dios

para que Su sueño de hacerte Su hijo

y de darte con Él todas las cosas.

Dice la Biblia que si Dios no escatimó

a su propio Hijo sino que lo entregó por ti,

¿Cómo te escatimará juntamente con Él

todas las cosas?

Pero yo quiero invitarte a que recibas

el sueño de Dios de hacerte Su hijo

a través de arrepentirte de tus pecados,

creer que Jesucristo es el Hijo de Dios

que derramó su sangre en la cruz y hacerle el líder

y el Señor de tu vida.

¿Quisieras recibir ese sueño?

Dios tiene el sueño de hacerte Su hijo.

Puedes cerrar tus ojos ahí simplemente

para no distraerte, abrir tu corazón y decirle:

Dios hermoso, reconozco mi tremenda necesidad,

mis sueños volátiles e imposibles,

pero hoy aprecio Señor, el sueño Señor,

que tu hiciste posible al enviar a tu Hijo Jesucristo

hace 2000 años para venir a este mundo

a completar lo que falta en mi,

una vida de propósito, de significado.

Dios, como Rafael rindo mi vida a ti,

creo que tú eres el Hijo de Dios, el Salvador del mundo,

límpiame, lávame Señor de mis pecados

y en tercer lugar te recibo como mi Señor

y Salvador.

Recibo todo lo que tú tienes Señor,

recibo tu sueño que es mucho mayor

y es perfecto para mi vida.

Me rindo a el Dios, en el nombre precioso de Jesús,

así sea, amén.

Y la Biblia dice

que los que creen en Su nombre y le reciben,

Dios les da el derecho de ser sus hijos,

de ser sus hijas, de manera que bienvenido

a la familia de Dios, uno y dos,

hay un teléfono ahí en la pantalla

para que tu llames, nuestro consejero absolutamente gratis

quiere celebrar contigo, orar contigo

y darte consejos en esta nueva vida

que apenas comienzas.

Pero Rafael, volviendo un poco,

esta historia de, de estar cautivo,

de estar esclavizado bajo la voluntad de otra persona,

es algo que se escucha más.

Sobretodo en jóvenes que,

a los que se les promete muchas cosas,

¿Qué consejo le darías a un joven que se siente?

antes del consejo, ¿cuáles son algunos detectores?

Cuáles son algunos síntomas de alguien

que se siente cautivo?

¿Qué es lo primero que uno tiene que ver?

Bueno, generalmente Héctor,

cuando tu hablas de trafico humano,

tú piensas en los casos más, más, más difíciles,

esos casos donde las personas son prácticamente

traídas de otros países y metidas a esclavitud sexual

o a prostitución.

Pero hay muchos casos de tráfico humano, ¿no?

el caso mio fue un caso muy diferente.

Yo era un joven de, de una edad ya madura.

Tenía 25 años, iba a ya 26 años

cuando estaba aquí en eso,

y no parecía un tráfico humano,

pero cuando tú te sientes aprisionado...

HÉCTOR: Cuando te sientes aprisionado.

Cuando te sientes aprisionado,

cuando sientes que no puedes ser tu mismo.

Y cuando sientes que lo,

que lo que tu anhelas hacer se te está prohibiendo...

Okay.

De una manera ruda.

Y de una manera impuesta, eso es tráfico.

HÉCTOR: Un síntoma de esclavitud y de tráfico humano.

Un síntoma de esclavitud, exactamente.

Rafael, muchísimas gracias por estar acá.

Vas a cantar, ¿verdad?

RAFAEL: Claro que sí.

Trajiste tu banda "Destino''

Toda la banda está conmigo aquí.

Pues no se despegue del televisor

que cuando regresemos estará Rafael acá

con su banda Destino cantando

con este ritmo inigual.

Ahora regresamos.

[música]

LOCUTOR: Celebra tu día,

escuchando Radio Fiesta Hoy,

música que inspira y alegra tu vida.

Visítanos en nuestra página web

Radiofiestahoy.com

o descarga la aplicación en tu dispositivo móvil,

visitando el App Store o Google Play.

Escúchanos donde quiera que vayas

y únete a la fiesta

[música]

HÉCTOR: Ya estamos acá.

Bien, pues les estaba dejando un mensaje

aquí en nuestra página de Facebook,

pero mejor se los digo.

Y es que podemos estar en contacto

y en comunicación directa y constante

a través de nuestra página, aquí de Facebook

Club 700 Hoy.

Te invito a que te conectes

y que sigamos aquí juntos,

compartiendo, identificándonos y bueno,

compartiendo estas fantásticas historias y recursos

que el Club 700 Hoy tiene para ti.

¿Nos vemos ahí? Te espero.

Bendiciones.

LOCUTOR: Nuestras decisiones

pueden tener un impacto

que alcance a más personas

de las que por sí solo podríamos tocar.

Imagínate la diferencia que puedes marcar

si decides ayudar.

Comienza el cambio.

Llama al Club 700 Hoy

para más información.

[intro musical]

HÉCTOR: De regreso en su Club 700 Hoy.

AMARILIS: Bueno Rafa, te agradecemos tanto

que hayas estado con nosotros.

Que hayas abierto tu corazón...

Y que hayas compartido esas palabras

tan poderosas que estoy segura que allá en casa

hay mucha gente que quedó impactada

y edificada por ti.

Claro, fue todo un honor.

AMARILIS: Qué bueno.

Oye y te agradecemos que no te hayas rendido, ¿eh?

Y sigas, hayas seguido creyendo

en los sueños de Dios para ti.

Como no, como no, como no.

Y te agradecemos que estés aquí

para cantar tus rolas.

¿Qué nos vas a cantar hoy?

Ah, la canción que vamos a cantar

se llama "Sáciame''

Y la historia detrás de esta canción

como lo compartí en mi testimonio,

Dios se convirtió en la fuente de mi existencia.

Precioso.

Fue, se convirtió en mi alimento...

Físico, espiritual, mental, emocional.

Él llenó mi vida por completo, ¿no?

y la historia de esta canción es, cómo,

cómo comparar lo que generalmente

llena a un joven, ¿no?,

pero poner eso a Dios, ¿no?

Entonces lo que habla la canción es eso,

Dios, mi alimento, Dios es el aire,

es el ambiente, es el olor fragante que,

que quiero respirar.

Qué hermoso, ya la quiero escuchar

así que por favor.

HÉCTOR: Pues aliméntanos con esa buena música.

Como no.

Venga.

[risas]

Bueno amigos, ustedes allá en casa

no se muevan, los dejamos con la banda "Destino''

gracias por acompañarnos.

Tenemos una cita aquí en el Club 700 Hoy.

Será hasta la próxima.

Chao.

[música]

♪ BANDA DESTINO: Me despertaste con tu amor,♪

♪ Me diste esta canción, diste inspiración ♪

♪ La musa que llena mí ser, ♪

♪Para cantar, para danzar, para alabarte solo a ti. ♪

♪ Con todo lo que hay en mí. ♪

♪ Saciame completo en tu presencia, ♪

♪ eres tu quien me alimenta. ♪

♪Quiero respirar de tu pureza,♪

♪ Y perderme en tu grandeza. ♪

♪ Llena mi jardín con tu fragancia, ♪

♪ En el rio de tu gracia. ♪

♪ Quiero que me abraces fuertemente, ♪

♪ Por favor nunca me sueltes. ♪

♪ Me despertaste con tu amor. ♪

♪ Me diste esta canción, ♪

♪ diste inspiración. ♪

♪ La musa que llena mí ser, ♪

♪para cantar, para danzar, para alabarte solo a ti. ♪

♪ Con todo lo que hay en mí. ♪

♪ Saciame completo en tu presencia, ♪

♪ eres tu quien me alimenta. ♪

♪Quiero respirar de tu pureza,♪

♪ Y perderme en tu grandeza. ♪

♪ Llena mi jardín con tu fragancia, ♪

♪ en el rio de tu gracia. ♪

♪ Quiero que me abraces fuertemente, ♪

♪ Por favor nunca me suelteees... ♪

♪ Ah, tómame Señor ♪

♪ Quiero más de ti, ♪

♪ Más, más, ♪

♪ Desde que antes que naciera ♪

♪ Me ungió... ♪

LOC: Este programa es auspiciado

por nuestros televidentes.

Si usted también quiere apoyar esta producción,

llame al teléfono que ve en pantalla

o visite www.club700hoy.com.

LOC: En el próximo programa del Club 700 Hoy...

HÉCTOR: Consejos para enfrentar

la enfermedad en la familia.

AMARILIS: Cómo prevenir

una de las plagas de este siglo: La Obesidad

HÉCTOR: Cuando los médicos dicen

que su padre ha muerto, Víctor

no se da por vencido.

Te dicen: "Se acaba de morir...'' y luego

"No, no está muerto'' Algo está mal ¿no?

LOC: Y si no lo puedes

ver en este horario grábalo

o míralo por internet, en Club700hoy.com

[final musical]

Copyright © 2012, Christian Broadcasting Network, INC.

EMBED THIS VIDEO


CBN.com | Do You Know Jesus? | Privacy Notice | Prayer Requests | Support CBN | Contact Us | Feedback
© 2012 Christian Broadcasting Network