Israelíes de Sderot sufren estrés post-traumático

La llaman la “Ciudad de los Cohetes”, la capital mundial de los refugios anti-bombas. Por más de diez años, los israelíes en Sderot, al sur de Israel, han vivido bajo ataques de cohetes lanzados desde Gaza.

-¿Esto representa el problema que enfrentan a diario? - “La verdad es que es una pequeña fracción de los cohetes que han explotado aquí en la región” – comenta Noam Bedein del Centro de Medios.

- ¿Ha muerto gente aquí en su ciudad? - “Más de 44 personas han muerto por los cohetes. Más de 1.200 gravemente heridos. A la vez, una generación entera ha crecido en esta realidad”, explica Bedein.

David Buskila nació y creció en Sderot. Ha sido el alcalde durante 14 años. - ¿Usted ama a esta ciudad, ama al pueblo? - “Claro. Cualquiera que no ama este pueblo no podría vivir aquí”, dice Buskila.

- Día a día tiene que lidiar con esta situación de que literalmente les llueven cohetes. ¿Cómo puede ajustarse a esa situación? - “Fue en 2001 que se lanzó el primer misil contra esta ciudad. Desde entonces hemos tenido más de 8 mil misiles. 8 mil cohetes que caen en Sderot. Es un pueblo pequeño, 5 kilómetros cuadrados. 25 mil personas viven aquí. Y puede imaginarse que 8 mil golpean a casi todo apartamento, cada casa en esta ciudad”, asegura el alcalde.

Buskila dice que muchos israelíes aquí sufren de estrés post-traumático. Desde una colina junto a la ciudad se puede ver cuán cerca está la Franja de Gaza. “Esa es la frontera, a unos 840 metros aproximadamente”, explica Buskila.

- ¿Pueden lanzar cohetes contra sus torres eléctricas y derribarlas? - “Sí, ellos lanzan cohetes contra las plantas de electricidad”, - asegura el líder de la ciudad. - Ustedes le suplen a Gaza - “Sí nosotros les damos electricidad y ellos lanzan cohetes para destruir las plantas eléctricas. Y luego se quejan de que hay oscuridad en Gaza. Te das cuenta. Esto no es normal”, explica el alcalde.

Todos los que conducen en Sderot apagan la radio y bajan las ventanas, para poder escuchar las sirenas de alerta y correr hacia un lugar seguro.

En uno de los parque de la ciudad donde los niños vienen a jugar ellos observan una estructura de juego con forma de oruga y en cualquier otra parte sería una oruga normal. Pero ésta es diferente. Es un refugio anti-bombas. Así que cuando los niños juegan en el parque y suena la sirena, tienen 15 segundos para meterse adentro para protegerse de las bombas que caen.

- ¿Cómo afecta este ambiente a los niños que crecen aquí? - “Estaba hablando con una de mis amigas cuyo hijo está en nuestro kínder. Tuvimos dos sirenas en estos días, no recuerdo, pero él entró en tanto pánico que ella tuvo que salir del trabajo y venir a recogerlo, y solo tiene dos años”, relata Hagar Aloni , una trabajadora Social. Geut Aragón es una de las habitantes de Sderot. En enero de 2008, estaba sentada en su casa con su hijo Nir de 4 años y una niña vecina en su regazo. Un cohete cayó en la habitación donde estaban sentados.

“La bomba atravesó la pared hacia la habitación. El techó nos cayó encima. De la explosión la niña salió volando hacia la esquina. Cuatro esquirlas quedaron en mi cabeza. Operaron y removieron tres. Pero una quedó tan profunda en el cerebro que no quisieron tocarlo”, relata esta mujer.

Geut estuvo en rehabilitación durante año y medio, pero ahí no acabaron sus problemas. Casi cinco años después su hijo tiene miedo de dormir solo. La familia a veces debe correr al refugio tres veces por noche.

- ¿Por qué se queda aquí? - “Es mi país, es mi ciudad, nací aquí. Lo amo. Si quieres salir tienes que vender tu casa. Nadie quiere comprar una casa en Sderot. Nadie quiere venir de afuera para vivir bajo bombardeo, sabes, pero aun así, amamos mucho esta ciudad”- asegura Geut.

- ¿Cómo te afecta ahora cuando escuchas los cohetes que caen? Porque aún los están disparando hacia acá. - “Cada vez que escucho la sirena me vuelve a ese momento. Y cuando bajo al refugio, me siento y comienzo a llorar, una y otra vez – asegura Aragón.

- ¿Crees que Dios te protegió? - Sí, sí. - ¿SÍ LO CREES? - “Lo creo totalmente”. – Asegura Geut.

- ¿No estás enojada con Dios porque permitió que sucediera? - “No, no no... Pienso ahora y pensé entonces que era un milagro y Él me protegió. Y me deja aquí en este mundo, viviendo para mis hijos. Le doy gracias cada mañana. No era nunca tan creyente, ¿sabe? Pero desde entonces, creo más en Dios”. – Comenta.

¡CBN ESTÁ AQUÍ PARA USTED!

¿Busca respuestas en su vida? Está enfrentando una difícil situación?

Llame al Centro de Consejería del Club 700 al (506) 2257-2255.

Un amigo estará ahí para orar con usted cuando lo necesite.

Scott Ross

Scott Ross

CBN

CBN News is a national/international, nonprofit news organization that provides programming by cable, satellite, and the Internet, 24-hours a day. Follow us on Facebook, Twitter, and Google+.